Resiliencia, clave para el desarrollo personal

En el artículo anterior, te comenté que una de las formas de usar la persistencia inteligentemente es dar por sentado que nuestra mejor apuesta a futuro será hacia nuestro desarrollo personal, pero ahora bien, no podremos avanzar sin el arma principal del progreso, en el camino de toda persona que decida transformarse a sí misma, esto es la resiliencia.

Antes de empezar a transformarnos y reinventarnos a nosotros mismos, ocupamos lidiar con todo aquello que represente una razón para no empezar a hacerlo, como pueden ser infinidad de cosas, necesitamos algo que nos permita actuar de inmediato, sin necesidad de tener todas las respuestas, ni resuelto el si merecemos o no (para con nosotros mismos) avanzar.

De antemano, este tema será a través de un camino pedregoso, pero valdrá la pena.

Perspectiva

  • 539494_22128874Adversidades

Quizá somos expertos en experimentarlas, pero también tenemos que ser expertos entendiéndolas, no importa cuan incómodo sea, ninguno de nosotros se libra de la ellas, tenemos que abordar este asunto

¿ Qué tienen en común todas las adversidades ?

Las adversidades nos desnudan al frente de quien sea, te inhabilitan en todos los niveles.

Desde pérdidas económicas hasta la pérdida de un ser querido, mala suerte, desgracias, adversidades de primer nivel, de alguna forma sino nos destruyen por completo, nos imposibilitan a seguir adelante. Sea que la adversidad se origine en ti o no, las adversidades lo único que hacen es humillarte, machacar tu confianza, tirarte por los suelos y desempoderarte al frente todos los demás.1181195_64216903

  • Tolerancia

La defensa primaria a circunstancias adversas, es la tolerancia. Nuestra integridad como personas, valores e intenciones, pueden adaptarse a aquellas circunstancias producto de las adversidades, sin embargo, dicha resistencia o “tolerancia” no es inquebrable ni mucho menos infinita, si la vida sigue presionando y apretándote contra el suelo, vas a cambiar de alguna forma de ser y vivir, a veces por el resto de tu vida, la forma previa que tenías se hace irrecuperable, esto se le conoce como desolación.

¿ Qué pasa después ?

  • Resiliencia (opcional )

Si bien podrías decir que la resiliencia es solamente “adaptarse” – te comento que es mucho más que eso.

Si la adversidad te humilla y desnuda, la resiliencia te facultará para confeccionar vestiduras nuevas y seguir el camino hacia donde ibas.

608074_34471701Se dice que la resiliencia es la capacidad de saltar a un estado previo, pero yo digo que la resiliencia es la capacidad de saltar a un estado superior.

¿ Por qué superior ?

Porque en un dado caso, si lo que perturba tu alma es la pérdida de un ser querido, no puedes devolverte a un estado “previo” pues esa realidad y pasado no coincidirá con el presente. Debes saltar a un estado superior, donde esa persona y lo que representa se encuentre a tu alcance.

Entrar en un nivel superior que te faculte concebir el presente y futuro aún después de la pérdida y humillación de la adversidad.

Por experiencia propia podría decir que la resilencia es un estado superior de consciencia, sumamente poderoso, capaz de levantar montañas enteras de dificultares en la vida todas a la vez y transformarte en una nueva persona, al darte lo único que se requiere para ejecutarla: permiso.

¿ Cómo lograr desarrollar y entrar en resiliencia ?

673116_717443471. Entiende, muy dentro nuestro existe una asociación bastante dañina en cuestiones de adversidades. La asociación dicta que si estamos viviendo algo malo en la vida es porque lo merecemos, pero independientemente que sea o no verdad, si merecemos el castigo, también merecemos levantarnos.

Imagina por un momento que la adversidad es un maestro de que le dice a tu corazón: “Quédate de pie en la esquina como castigo”, vas y obedeces, pero no pasa ni 5 minutos cuando tu mismo/a te dices en tu enojo “y quédate aquí por siempre” – no te lo dijo la adversidad ¡Te lo estas diciendo tú mismo/a!. Esta crueldad y facilidad de enjuiciar es lo que hay que comprender. Lo malo sucedió, pero no tiene que seguir pasando si tu decides enfrentarlo. Es por esto, que la capacidad de resiliencia está muy asociada a la autoestima. Porque necesitas empoderarte a ti mismo/a y declararte merecedor/ra de reinventarte.

2. Aceptar la resiliencia como una posibilidad en nuestras vidas, es lo que tenemos que buscar para acelerar la aparición de un momento mágico de inspiració1213711_25533349n donde abrazaremos las limitantes y humillación que nos han propiciado la adversidades. Recuerda que la resiliencia te facultará en crear una visión nueva, del mundo que tenemos al frente.

3. Contempla pero actúa. Adversidades las hay de todos los tipos, todas nos dejan humillados de alguna manera, golpeados y sin vestiduras (confianza), pero dependiendo del daño ocasionado, podremos estar en un constante periodo de duelo, donde contemplaremos infinitamente todo lo que hemos perdido. No esperes estar afuera del muy común descrito “pozo de desesperación” para empezar a trabajar en una nueva y mejorada confianza/identidad, enfoca parte de tu atención en actividades que sí puedas realizar, un nuevo abrigo es hecho de cientos de pequeños logros, todos juntos se transformarán en razones para confiar en ti. Ya con vestiduras, te podrás levantar. Aún en el suelo la puedes trabajar.

Si te levantas, implica que ¡estás devuelta en el mercado!, las personas si te ven de pie, querrán que les ayudes en sus cosas y querrán ayudarte con las tuyas, ésta dinámica te empoderará y servirá para recuperar la confianza luego de la adversidad, es parte del proceso del tejer vestiduras nuevas, parte del renovarte, parte del volver a tí mismo/a, ser útil a nivel social nuevamente.

1096880_637860414. Canaliza. Según vas avanzado tejiendo tu confianza, necesitarás canalizar el dolor en todo sentido, sacar espinas, desinfectar heridas. ¿ Cómo se hace ? Te daré un ejercicio bien efectivo:

  • Agarra una hoja y escribe todo lo que vives, luego transcribe lo constructivo a otra hoja y quema la vieja. Cuantas veces sea necesario. Lo que haces en el papel lo haces en tu mente también. El canalizar las cosas te dará poder sobre ellas. Para canalizar algo primero debes tenerlo claro.

5. Interioriza. Si la practicas, la resiliencia se hace costumbre. Reserva una parte de ti para conocer personas nuevas con quienes vayas creando nuevas experiencias, una nueva mentalidad necesita de personas con quien asociarla, hazte nuevos proyectos donde tu procedencia no tenga predominancia ni sea tema conocido. Esta actividad te forzará a dar mayores resultados y tener un progreso constante al no traer el problema a todo lo nuevo que hagas. Cuando ya seas una mejor versión de ti mismo/a puedes proceder a limpiar tu honor para con aquellas personas que todavía te recuerdan e imaginan en el suelo.

6. Repite. Este es el último paso para desarrollar y usar la resiliencia. Da por sentado que la tendrás que usar muchas veces en la vida, no tendrás todas las respuestas siempre, pero con la resiliencia no necesitas respuestas.

Resiliencia es el mecanismo que si lo programas, te protegerá y empoderará de forma automática cuando enfrentes cualquier adversidad.

Es por todo esto, que la resiliencia es clave para el desarrollo personal. Te hace consciente de que logras más dándote permiso de tejer una identidad nueva, que reclamándote del porque ciertos eventos de vida pisotearon la que tenías anteriormente.

Aceptar que no podremos ser quien éramos pero sí podemos ser alguien superior, debe permanecer en tu mente para superar la adversidad.

7. Comparte aquello que vayas descubriendo, hazte de algún confidente, alguien que te pueda dar seguimiento y servir como punto de apoyo. Cumple el punto #4 cuantas veces sea necesario y refuerza tu aprendizaje enseñando.

Concluyo diciendo que la resiliencia siempre vencerá a la adversidad.

1356390_697298343